“Si Dios ayuda en las cosas grandes e importantes lo hará también en lo pequeño”.

Artículos

Reseña Historica



El colegio Alvernia fue fundado el 28 de noviembre de 1941 durante el superiorato general de la Reverenda Madre Aquilina, por la Reverenda Madre Albina Niedermann

El Arzobispo Primado; Monseñor Ismael Perdomo y el Capítulo Arquidiocesano, concedieron a la comunidad permiso para establecerse en Bogotá.

Mientras se construía la primera parte del colegio, se iniciaron tareas en una quinta alquilada en la calle 80 con carrera 4a en febrero de 1942, con kínder, preparatorio, los cinco años de primaria y tres de secundaria. A fines de diciembre de 1942 se ocupó la primera parte de la sede de la carrera 11. Cada año se aumentó un curso y en 1945 se graduaron las primeras bachilleres.

El deseo de brindar a sus estudiantes un ámbito más amplio y moderno, llevó a la comunidad en el año 2002 a trasladar el Colegio a la nueva sede, en el cual cionaba desde 1967 la Casa Provincial y casa de formación SANTA MARÍA DE LOS ÁNGELES. En esta casa se preparaban las Postulantes y Novicias que querían hacer parte de la comunidad franciscana. Actualmente las Hermanas del gobierno Provincial y las Novicias residen en el barrio Salitre El Greco.

Además del colegio Alvernia las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada cuentan con obras pastorales en varias partes del mundo. La comunidad está divida en seis provincias: Bogotá, Pasto, Quito, Panamá, Estados Unidos y Suiza. La Casa General, desde donde se dirige toda la congregación se encuentra en Bogotá.

Video


BEATA MARÍA CARIDAD BRADER (1860-1943)

Hija de Joseph Sebastián Brader y de María Carolina Zahner, nació el 14 de agosto de 1860 en Kaltbrunn, St. Gallen (Suiza). Fue bautizada al día siguiente con el nombre de María Josefa Carolina. En plena juventud (1 de octubre de 1880) ingresó en una comunidad de religiosas franciscanas dedicadas a la contemplación y la enseñanza. Junto con otras religiosas marchó como misionera a Ecuador y años más tarde, a Colombia.

El 19 de junio de 1888 la madre Caridad y sus compañeras emprendieron el viaje hacia Chone, Ecuador. En 1893, después de duro trabajo en Chone y de haber catequizado a innumerables grupos de niños, la madre Caridad fue destinada para una fundación en Túquerres, Colombia donde fundó las Franciscanas de María Inmaculada, Murió a los 82 años de vida, el 27 de febrero de 1943, en Pasto.

Las virtudes que practicó se conjugan admirablemente con las características que su Santidad Juan Pablo II destaca en su Encíclica «Redemptoris Missio» y que deben identificar al auténtico misionero. Entre ellas, como decía Jesús a sus apóstoles: «la pobreza, la mansedumbre y la aceptación de los sufrimientos.